Adoro a los lindos y adorables gatitos II

Para mí mis gatitos son tan especiales que se merecen artículos propios. También parece que fue ayer cuando mi querida y adorable Sissi era un bebé gatita, y casi, porque solo tiene (casi) dos añitos.

Jovencita, pero ya se ha hecho la dueña de la casa, todo lo que hay es suyo, y cada cosa que descubre, es suya también. Está mosqueada con el vecino, porque su casa es suya también. Es multicolor, no tricolor como suelen ser los gatos de muchos colores, ella los tienen todos, claro, todo es suyo. Al principio me creí que en lugar de un cachorro me habían dado 10, porque te la encuentras en varios sitios al mismo tiempo, y es que es muy rápida (que se lo digan a las moscas), Sissi Pataslargas llega la primera a cualquier sitio. Luego a mí me toca correr detrás.

Aunque es un bichito, con ella ha llegado un soplo de aire fresco. (Con las carreras que se pega levanta el viento). Ha conseguido lo imposible, que sonría por las mañanas mientras miró el café como una zombi (tengo muy mal despertar), porque lo compartimos, nos bebemos el café juntas. ¿Tal vez debería pasarla al descafeinado?. Lo malo es que Sissi tiene unos morritos muy largos, y en vez de beber, esnifa, así que en los líquidos mete la patita, se la moja y se lame, si me descuido, me llena el café de pelos. Por eso me han regalado una bonita taza con tapa, a juego con mi pijama de pollitos calientes.

Angelika BC

Las fotos y la gata también son mías, bueno, de Sissi.

Anuncios